Diapasones Otto (Pack de 3)

150,00

Están basados en las octavas de la frecuencia fundamental de la Tierra 8Hz. El Otto 128 Hz es efectivo cuando se pone sobre las costillas, caja torácica, esternón. T El 64 trabaja mejor del plexo solar abajo. Utilizando a la vez el 128 y el 64 en cada punta de la columna, el líquido cefaloraquídeo empieza a vibrar a una octava perfecta alineando el plano físico y el emocional. El 32 es excelente para cerrar agujeros en el aura, mejorar el flujo de chi, sobre cicatrices, limpiar espacios

Envio 24/72h

26 Vendidos

Peso y Medidas: 500g - 38 x 5 x 6cm

Descripción

Fueron los primeros diapasones que se usaron a nivel clínico. Están basados en las octavas de la frecuencia fundamental de la Tierra 8Hz.

Diapasón Otto 128 hz Es el diapasón más usado para detectar sordera, pie diabético y fracturas. Es muy efectivo sobre costillas, caja torácica, esternón e íleon. Trabaja mejor del plexo solar hacia arriba. Ayuda a alinear la estructura ósea. Alivia la tensión muscular, espasmos y mejora la circulación. Da movilidad articular. Es útil en acupuntura, chakras, puntos gatillo etc. Dos 128 crean un sonido grave, ideal para la relajación.

Diapasón Otto 64 Hz Es más largo y pesado que el 128, trabaja mejor del plexo solar hacia abajo. Es la octava inferior de 128. Es muy útil para soltar los ligamentos del sacro. Estimula y equilibra el ganglio impar y la linfa, controla el equilibrio entre el sistema nervioso simpático y el parasimpático.

Diapasón Otto 32 Hz Es el más largo de los Ottos. Excelente para cerrar agujeros en el aura, mejorar el flujo sobre cicatrices, para estimular la piel y el cabello, limpiar el campo energético. Mejora la circulación, el flujo del Chi, limpia espacios, alivia la tensión muscular, espasmos y dolor. Indicado para hacer una toma a tierra al cliente,

Set Diapasones 3 Otto
Diapasón Otto 128 hz + Diapasón Otto 64 Hz Ambos juntos producen una octava. Tiene un efecto de relajación profunda. Se utilizan para terapia craneosacral. De esta forma el líquido cefaloraquídeo comienza a vibrar sacudiendo emociones, pensamientos, equilibrando chakras y disolviendo bloqueos.

COMPARACIÓN OM VERSUS OTTO

Según mi experiencia los Ottos trabajan muy bien en plano físico para nudos, contracciones, en quiropraxia, osteopatía, masajistas… y los Ohm para trabajar además el emocional, por su conexión con el chakra corazón, estrella de la tierra y chakra propósito del alma.

Del juego de Ottos el Diapasón Otto 32 Hz sirve para hacer una toma a tierra al cliente, cerrar el aura y limpiar espacios entre otras cosas y su correspondencia con las frecuencias Ohm sería el Diapasón Om 34.02.

Del juego de Ottos, el Diapasón Otto 64 Hz y el Diapasón Otto 128 hz trabajados en conjunto en la columna (64 en sacro y 128 en parte baja del cráneo), estimulan el líquido cefaloraquídeo. Se les llama Par Sacro Craneal.

En Ohm les correspondería el Diapasón Om 68.05 Sacro y el Diapasón Om 136.10 hz Corazón que trabajan al mismo nivel. En ese punto son casi parecidos, las frecuencias son muy cercanas, la diferencia es que los Ohm están basados en los cálculos de la frecuencia de la Tierra de Hans Cousto y los Ottos en la escala pitagórica tal y como desarrolló John Beaulieu.
Del juego de Ohms la pareja Diapasón Om 272.20 Estrella del Alma y Diapasón Om 544.40 ADN Agua son para trabajar por una parte el Chakra Estrella del Alma (272.20) y su octava, el Chakra 16 (544.40). Si se aplican escuchados estás trabajando además el patrón de octava con todos sus beneficios, el elemento éter, regreso al espíritu, articulaciones, obesidad, circulación pobre, extremidades inferiores y ciática. No tienen correspondencia con el juego de Ottos.
Si quieres trabajar los meridianos puedes usar tanto Ohm como Otto. Cualquiera de los dos pero con pesas ya que la vibración es más intensa y en puntos de acupuntura se nota muchísimo al aplicarlo sobre la piel.
Para liberar problemas emocionales mejor cualquier Ohm puesto que resuena con el Chakra Corazón y ahí normalmente se acumulan muchas emociones.

Del juego de Ottos, el Diapasón Otto 64 Hz  y el Diapasón Otto 128 hz trabajados en conjunto en la columna (64 en sacro y 128 en parte baja del cráneo), estimulan el líquido cefaloraquídeo. Se les llama Par Sacro Craneal.

It has to do with the Schumann resonance. I could go into the scientific details on how Dr. Schumann determined that the wave length or frequency of Earth was 7.83Hz but lets just say he knew what he was talking about.

The Earth frequency, also referred to as fundamental, is 7.83Hz which has been rounded to 8Hz. For the purists reading this, know that the .17Hz difference is not really a problem and I’ll explain why shortly.

So the if the frequency of the Earth is 8Hz, then why not an Otto 8Hz? Its because the lowest frequency we can sense is around 20Hz.weighted tuning forks An Otto 8Hz could not be heard or felt. If you want to make frequencies based on the Earth frequency, we would need to octavize 8Hz which essentially means doubling the frequency. On a piano the notes of the white keys are C, D, E, F, G, A & B. The note following B is C, same note just a higher octave. When we say that we are octavizing a frequency, we are just going to the next set of white keys on the piano.

In this case, 8Hz is a C note. The next C is 16Hz, still too low to be heard. The C note after 16Hz is 32Hz hence, Otto 32. Next up is 64Hz then 128Hz. So that is how the Otto 32, Otto 64 and Otto 128 were derived. All three of these forks are based on the Schumann resonance, the Earth’s frequency.

I mentioned earlier that the .17Hz difference between 7.83 and 8 does not really matter with tuning forks. This is because the frequency of the best quality tuning fork will still vary by .25Hz depending on temperature, barometer and other natural conditions so no way around that.

The earth’s core frequency (the *heartbeat* of the Earth as shown in the healing documentary The Grounded — see 4th picture to see the heartbeat of the earth via Cymascope) is incredibly calming to the body because it resonates with this grounding earth frequency and gets our body into the state of pure, positive healing.

This frequency is the same frequency of our brain during deep restorative sleep and is the reason that both deep sleep and direct contact with the earth through the healing practice of grounding is so good for our health.

A third way we can get our body to resonate with the healing earth frequency is through use of sound healing — using a tuning fork we can listen to the calming resonance of the earth by taking the C note of the earth’s core and moving up several octaves so that it becomes audible to our ears (hence the 64 Hz or 128 Hz frequency of these Otto tuning forks) as well as by placing the tip of the vibrating tuning fork directly over parts of the body that are experiencing tension or stress or pain… or by placing it over a chakra area that you would like to facilitate healing flow through.

This Otto tuning forks have been shown in medical studies to facilitate the release of nitric oxide, a substance in our blood vessels known to relieve pain and promote relaxation and health as well as increase circulation, release muscle tension and stimulate nerve repair.

The frequencies of both the Pythagorean and Otto forks are devised from a base of 8 Hertz (cycles per second). This is close to the frequency of the Schumann Resonance, a naturally occuring frequency that is present in our atmosphere. Despite the fact that it is an electromagnetic frequency, not an audible frequency, research has suggested that this frequency is important for our health. Frequencies produced by modern wireless technologies are thought to be detrimental to our health. It has been shown that the brain and nervous system can entrain to sound frequencies. Through this entrainment, the tuning forks can therefore provide us with a charge-up of Schumann resonance related frequencies (see below for more on the Schumann resonance). 

Winfried Otto Schumann (May 20, 1888 – September 22, 1974) was a German physicist who predicted the Schumann resonances, a series of low-frequency resonances caused by lightning discharges in the atmosphere.

a resonancia Schumann es un conjunto de picos en la banda de ELF (extremely low frequencies: ‘frecuencia extremadamente baja’) del espectro electromagnético de la Tierra.

Suceden porque el espacio entre la superficie terrestre y la ionosfera (que existe entre los 90 y los 500 km de altura) actúa como una guía de onda. Las limitadas dimensiones terrestres provocan que esta guía de onda actúe como cavidad resonante para las ondas electromagnéticas en la banda ELF. La cavidad es excitada de manera natural por los relámpagos, y también, dado que su séptimo sobretono (armónico) se ubica aproximadamente en 60 Hz, influyen las redes de transmisión eléctrica de los territorios en que se emplea corriente alterna de esa frecuencia.

La frecuencia más baja, y al mismo tiempo la intensidad más alta, de la resonancia de Schumann se sitúa en aproximadamente 7,83 Hz. Los sobretonos detectables se extienden hasta el rango de los kHz (kilohercios).

Este fenómeno se llama así en honor de Winfried Otto Schumann (1888-1974), que predijo matemáticamente su existencia en 1952,1 a pesar de ser observada por primera vez por Nikola Tesla y formar la base de su esquema para transmisión de energía y comunicaciones inalámbricas.2 La primera representación espectral de este fenómeno fue preparado por Balser y Wagner en 1960.1

Manera en que rebotan varias frecuencias entre la superficie de la Tierra (Earth, en inglés) y la ionósfera, de acuerdo con su longitud de onda. (Imagen en idioma japonés).

Frecuencia fundamental aproximada, y primeros armónicos. (Gráfico en idioma japonés).

La resonancia de los relámpagos y las ondas alfa

En algunos sitios de internet y libros,3 4 5 realizan afirmaciones no científicas, asociando dichas ondas con las ondas alfa, y adjudicándoles un papel en los procesos biológicos.

Entre los errores de estas publicaciones se encuentran los siguientes:

  • Adjudican a las ondas Schumann una frecuencia exacta e invariable de 7,8 Hz,3 4 aunque esta es aproximada y variable.6 1 Incluso las ondas Schumann ni siquiera están presentes constantemente (requieren que haya relámpagos en algún lugar del mundo).1
  • Adjudican a las ondas alfa una frecuencia exacta e invariable, también de 7,8 Hz,3 4 aunque estas varían entre 8 y 12 Hz.7 Las ondas alfa ni siquiera son frecuentes en los niños,8 lo que descartaría que sean imprescindibles.
  • Consideran que las ondas alfa son ondas sincronizadoras de neuronas,3 4 cuando en realidad es al contrario: se considera que son producto de la sincronización de las neuronas.9 Es decir que dichas publicaciones pseudocientíficas confunden la causa con el efecto.
  • No poseen citas ni referencias a artículos científicos con revisión por pares, ni a ensayos concluyentes.
  • No poseen ninguna explicación del supuesto mecanismo, ni ensayos falsables que lo demuestren.
  • Caen en la falacia lógica cum hoc ergo propter hoc (‘correlación no implica causalidad’).

La resonancia de los relámpagos y la velocidad de rotación terrestre

En 2008, el autor estadounidense de literatura new age Gregg Braden afirmó que desde 1980 las resonancias Schumann habían aumentado desde 7,8 Hz a 12,0 Hz.10 El creador del bulo afirmó también ―mediante una regla de tres inversa (si 8 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 24 horas, entonces 12 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 16 horas)― que el planeta Tierra estaba girando más rápido:

The resonance of Earth (Schumann resonance) has been 7.8 Hz for thousands of years. Since 1980 it has risen to over 12 Hz.
This means that 16 hours now equate to a 24 hour day.
Time is speeding up!
La resonancia de la Tierra (resonancia Schumann) ha sido de 7,8 Hz durante miles de años. Desde 1980 se ha elevado a más de 12 Hz.
Esto significa que un día de 24 horas equivale ahora a 16 horas.
¡El tiempo se está acelerando!

En noviembre de 2013, varios periódicos de papel y sitios de Internet difundieron el mismo bulo traducido al español.11

https://es.wikipedia.org/wiki/Resonancia_Schumann

https://en.wikipedia.org/wiki/Winfried_Otto_Schumann